Sistema Nacional de Unidades de Conservación (SNUC)
por José Pedro de Oliveira Costa


recupera la navegación

Este proyecto de ley en tramitación en el Congreso Nacional define que las unidades de conservación son áreas con características naturales relevantes, legalmente instituidas por los Poderes Públicos para la protección de la naturaleza, con objetivos y límites definidos. Pueden ser creadas por el gobierno federal, estatal o municipal y, según la ley 6.938 de 1981, son uno de los instrumentos de la Política Nacional del Medio Ambiente. Entre las diferentes formas de asegurar la protección de los recursos naturales, las unidades de conservación representan un mecanismo que permite:

1) la conservación in situ de partes significativas de los ecosistemas naturales, preservando la diversidad genética;

2) la creación de una red de áreas protegidas, orientadas por el SNUC, que puedan actuar entre ellas para garantizar el proceso evolutivo;

3) la garantía del proceso de autorregulación de los ecosistemas; y

4) la participación de la comunidad en las acciones de conservación.

En Brasil, a nivel federal, las unidades de conservación más significativas son los Parques Nacionales y Estatales, las Reservas Biológicas, las Reservas Ecológicas, las Estaciones Ecológicas y las Áreas de Protección Ambiental.

El conjunto de las unidades de conservación federal, estatales y municipales forma el SNUC, sistema que debe incluir comunidades bióticas genéticamente sostenibles, abarcando la mayor diversidad posible de ecosistemas naturales existentes en el territorio brasileño y en las aguas territoriales, con prioridad para los que se encuentren más amenazados de degradación o eliminación. Aunque el SNUC es todavía un proyecto de ley, es importante destacar que su estructura filosófica/conceptual, o sea, el establecimiento de una "red" de áreas protegidas, viene diseñándose desde la creación de las primeras unidades de conservación.